Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (impuestos inc.) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

San Bernardo

San bernardo es una raza de perro originaria de los alpes suizos y el norte de Italia. Suelen vivir una media de 12 años.

El san bernardo es una raza de perro grande. Los ejemplares macho pueden llegar a medir 70 cm y las hembras 65 cm. Suelen pesar entre 60 y 90 kg. Se trata de un perro alto, ancho, vigoroso, robusto, musculoso y pesado. Sus oj...

San bernardo es una raza de perro originaria de los alpes suizos y el norte de Italia. Suelen vivir una media de 12 años.

El san bernardo es una raza de perro grande. Los ejemplares macho pueden llegar a medir 70 cm y las hembras 65 cm. Suelen pesar entre 60 y 90 kg. Se trata de un perro alto, ancho, vigoroso, robusto, musculoso y pesado. Sus ojos son de color castaño oscuro y tamaño mediano. Sus orejas son ligeras y colgantes. Se caracteriza por tener un cuello muy musculoso y una espalda ancha y firme.

En función de su pelaje se distinguen dos variedades de san bernardo. De este modo podemos encontrar ejemplares de pelo corto y de pelo largo. El color más habitual de un san bernardo es el blanco, con manchas de color marrón.

Los san bernardo tienen un carácter tranquilo, cariñoso y reposado. Se relacionan muy bien con las personas especialmente con los niños, a los que no dudarán en cuidar y proteger siempre que sea necesario. A la hora de relacionarse con otros perros hay que tener cierto cuidado, ya que tiene un carácter dominante que le puede llevar a disputas y posibles peleas.

Debido a su gran potencia y tamaño, así como a su carácter dominante, es esencial que el san bernardo sea adiestrado y socializado desde cachorro. De otro modo, cuando llegue a la edad adulta podría resultar totalmente incontrolable. La corrección de conductas inadecuadas hará que pueda ser un buen perro de familia.

No obstante, su función principal en un hogar es la de perro guardián. Sus características físicas intimidatorias y su carácter protector convierten al san bernardo en una gran alternativa para cuidar a la familia o vigilar una finca.

Debido a su tamaño y necesidades, el san bernardo tiene dificultades para adaptarse a una vida urbana. Es un perro demasiado grande para estar en un espacio cerrado y necesita realizar mucho ejercicio diariamente. Por ello lo ideal es que pueda estar en fincas donde disponga de mucho espacio para correr o casas con amplios jardines.    

Más
BOLETÍN