Con motivo de Halloween, a este dueño se le ocurrió disfrazarse del juguete favorito de Jolene, su adorable perro Golden. Una idea divertida que daría vida al juguete y le alegraría el día a Jolene.

No sabía la reacción que tendría su mascota, ¿le sería indiferente? ¿se asustaría? Pues nada de eso. Jolene, que aún es un cachorro, se queda sorprendido, suelta su juguete para acercarse curioso a la copia "gigante" de su juguete y salta en brazos de su dueño para jugar con él. Una imagen de ternura que muestra la felicidad del perro que, sabiendo o no que se trata de su dueño disfrazado, queda encantado con la sorpresa.

La reacción de este perro ha hecho que el vídeo se vuelva viral en todo el mundo. En solo un día, el vídeo consiguió millones de visitas en Facebook y Youtube y más de 80.000 retuits en Twitter de una copia del video.