De los creadores de "mi perro se ha comido mis deberes", llega "mi perro no deja que vaya al colegio".

Este perro se ha solidarizado demasiado con su dueño y no deja que lo despierten para ir al colegio. Será que el perro está muy a gusto así... Tanto el niño como la madre no pueden parar de reír.